Advertencia sobre los serios peligros del alcohol durante el embarazo…

Ningún trago es seguro en una embarazadaLa Academia Americana de Pediatría, en una publicación presentada en la revista Pediatrics, insiste nuevamente en el concepto de la creencia de que un trago es seguro en una mujer embarazada.

Como único se garantiza la no aparición de efectos indeseables en la gestación y en el producto de la concepción es no teniendo exposición prenatal a ningún tipo de bebida alcohólica.

ALCOHOL INTRAÚTERO

El alcohol, cualquiera sea la cantidad ingerida, tiene malos efectos, sutiles pero duraderos e importantes, sobre la conducta, la atención, la memoria, el rendimiento escolar, las habilidades lingüísticas y el desarrollo motor y visual en quienes viven dentro del útero durante nueve meses.

Durante muchos años los investigadores del mundo entero han dado claras advertencias sobre los serios peligros del alcohol durante el embarazo.

ALCOHOL EN DEMASÍA EN LAS EMBARAZADAS

Cuando de manera poco responsable se consumen grandes cantidades de bebidas alcohólicas en el curso de un embarazo puede provocarse el llamado “síndrome del alcoholismo fetal” en inocentes criaturas.

Puede hacer su aparición en variadas formas, desde ligeros hasta severos defectos congénitos en los pequeños nacidos de esta desvirtuada situación. En estos casos pueden hallarse cardiopatías congénitas, malformaciones en la cara, crecimiento insuficiente; así como trastornos del comportamiento y del habla, deficiencias en el aprendizaje y al pensar o déficit de la atención.

Por si fuera poco, también puede sobrevenir un aborto espontáneo, parto prematuro e, incluso, muerte infantil.

AUNQUE NO SEA TANTO ALCOHOL

No se debe considerar como seguro ningún trago de alcohol en una embarazada, en ninguna etapa de su gestación, pues no existe ni un trimestre donde beber alcohol no pueda dañar.

La ingestión de alcohol durante el embarazo puede provocar problemas del pensamiento y de la conducta que duran toda la vida.

Cualquier bebida alcohólica, tanto cerveza, vino o licores fuertes conllevan a riesgos similares.

NO SE DAN CUENTA

Con determinada frecuencia el alcohol juega su papel en encuentros sexuales, tanto si se desea producir un bebé o no. Incluso, en mujeres desconocedoras de su propio embarazo.

Cuando una mujer desea quedar embarazada o ya lo está debe abstenerse en lo absoluto de ingerir bebidas alcohólicas. Y las mujeres en edad fértil aunque no busquen un embarazo, deben valorar constantemente su patrón de consumo y evitar los excesos con la bebida, como puede ser cuatro o más bebidas estándar habitualmente en un plazo de dos horas.

VISIÓN DE FUTURO

En relación con la ingestión de bebidas alcohólicas en las mujeres se debe enfocar toda la atención en el desarrollo y la vida futura de los niños no nacidos. El alcohol y el embarazo no son para nada una buena mezcla.

El consumo de alcohol es riesgoso en todas las etapas del embarazo y nadie puede decir si el riesgo es más alto solo en ciertas etapas. Por eso el mejor consejo es evitar el embarazo si bebe, y evitar beber si está o piensa quedar embarazada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s