Goles no son amores

¿Cómo es posible que un partido que acabe 10-2 no se venda como un hito histórico? Que le pregunten al público del Bernabéu, el que no celebró apenas los goles según caían en el marcador, el que vació las gradas y amenazó con silbar incluso en los minutos finales. Porque el Madrid ya no es un equipo de fútbol normal, es una tragicomedia que se escribe al día, en el que una tarde de goleada se enrarece y deja una mueca complicada en la cara. El sainete, en tres actos.

ACTO I: De lo que parecía una tarde tranquila

Hay que situar el inicio de la obra la semana pasada, si no el mes pasado. Con la herida del Clásico sin cerrar, el Villarreal apuñaló al Madrid en el mismo sitio. Todas las curas ante rivales menores habían sido en vano y el paciente sangraba. Si Benítez buscaba mimos en casa y un besito en la pupa, se equivocó. La grada le esperó con vinagre y no con una copa de vino y se llevó una pitada antes de que la pelota echase a rodar.

Llegaba el Rayo a La Castellana en horas bajas y con la ausencia de su mejor defensa, Llorente, por imposición del señor feudal, dueño del jugador, que no permitió su participación en el encuentro. Con su habitual gusto por el funambulismo con aletas de buceo, sobre todo en campos de equipos grandes, parecía el rival ideal para desquitarse de la derrota de Villarreal. Al menos para pedir perdón.

Y no iba mal encaminada la intención blanca. Danilo aprovechó en el minuto 3 que la zaga rayista es un papel cebolla que deja ver sus carencias y se rompe con suma facilidad. Marcó el lateral y la grada apaciguó los ánimos… Para volver a encenderlos en breve.

ACTO II: Del drama al rescate del aliado inesperado

Se rebeló el pobre, sin oros ni joyas pero con talento y sudor a la espalda. Y empezó a pasearse por palacio como si lo hiciera por el barrio. Presionó arriba y empezó a incomodar. Empató Amaya en un córner para que los pañuelos pasaran del bolsillo a la mano y remontó Jozabed para que la música de viento retumbase en la acústica del Bernabéu. Mientras el partido fue partido, apenas un cuarto de hora, el Rayo fue mejor y el Madrid volvió a dar una sensación de desasosiego alarmante.

Pero como el equipo de Paco tiene tendencia al autoboicot, con un repertorio amplísimo, y la alegría en la casa del pobre dura lo que dura, Tito se marchó a la caseta en el 15′ después de una entrada criminal con los tacos a la tibia de Kroos. Criminal para el alemán y para su equipo, al que mató su expulsión. Lo intentó el Rayo con uno menos, pero si ya tenía poco aire, Iglesias Villanueva terminó por asfixiar a los vallecanos con la expulsión de Baena, rigurosa, acompañada de un penalti, riguroso, para finiquitar el encuentro.

ACTO III: Sangría sin fiesta

Y se acabó el partido. Lo único que quedaba por conocer era en qué número se iba a detener el contador de goles del Real Madrid. Al final fue en 10 porque los blancos siguieron buscando la redención a base de llenar de balones la red rival. Bale acabó con cuatro, Benzema con tres, Cristiano con dos y Danilo, con el suyo. Diez goles que no sirvieron para conquistar a una afición que se ha acostumbrado a las excesivas muestras de cariño en días fáciles y a no poder confiar en su equipo en las duras.

El Rayo se queda en el pozo. Quizás el partido le sirva a Paco para seguir aumentando su fama. Un encuentro así, con tanta repercusión, en el que los suyos brillaron en el Santiago Bernabéu, engordará la lista de admiradores del técnico rayista. Pero al equipo las buenas palabras de los rivales y las goleadas en contra no le sirven de nada si no vienen acompañadas de puntos, que son los que dan la permanencia, no la reputación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s