Los niños aman a Fidel

presentacion1

Cuando era niña y veía Fidel en el televisor, en las marchas y en las concentraciones me imaginaba que hablaba con él sobre el mundo o del Elpidio Valdez, ¡qué cosas tienen los niños! Para mi él era como un dios porque mi papá me enseñó que gracias a Fidel y a la Revolución él había podido estudiar, tener acceso a la salud y a muchas otras cosas; porque un niño como él que vivía en una casa de madera y con un papá chofer de guagua nunca hubiese podido hacer esas cosas antes del 59. Hoy ya soy una mujer y como mi papá, que gracias a la Revolución estudió, yo también me licencié.

Al fallecer Fidel mi corazón y mi respiración se paró por un momento, mi mente no lo quería creer. De pronto me volví a ver como aquella niña y sentí pena por los chicos de hoy que no tendrán a ese inmenso y tierno PADRE para acompañarlos y con tristeza pensé  que ellos no recordaran al Comandante como el dios que yo siempre vi.

Mas, cuan infundada mi angustia, cuando en estos días de solemnidad y luto  han sido hermosos los ejemplos de nuestras mas jóvenes generaciones que unido al dolor, con respeto, cariño e inmenso amor han participado en el tributo que nuestro pueblo ha rendido a nuestro inolvidable Comandante Jefe.

Hubo una pionerita que respondiendo a la pregunta de por qué llevaba el nombre de Fidel en la frente, con profundo sentimiento respondió “porque no me puedo abrir el pecho y ponérmelo junto al corazón”. Como si el universo quisiera mostrar más su pésame por pérdida, un pequeño pionero le dijo a la televisión que él iba a la Plaza porque no quería que Fidel estuviese solo. También una pequeña niña de apenas 4 años atenta a la conmoción que vivía su familia por la muerte del Comandante decidió expresar sus sentimientos a través de un dibujo.

El 29 de noviembre, en la concentración de la Plaza, oí a varios niños cantar canciones y recitar poemas sobre Fidel, el Che y Camilo. Uno de ellos con una personalidad muy peculiar hasta me obligó saludar la bandera en vez de estar en firme cuando sonaban las notas del himno de Bayamo. Estas muestras de amor puro y genuino de nuestros infantes por el Comandante hacen que mi corazón se alegre, y me reafirma que  él seguirá vivo en cada niño y niña de nuestra preciosa Isla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s