La Revolución cubana tiene logros incuestionables

Desde todo punto de vista resulta infame cuestionar los logros de la Revolución cubana y mucho más si se utilizan mentiras y falsedades, aprovechándose de la ignorancia que muchos lectores tienen sobre el particular.

Intentos de ese tipo proliferan en la prensa reaccionaria, tanto en Estados Unidos como en otros países, para hacerle el juego y congraciarse con los amos imperiales.

Se cuestiona que la integración femenina a la vida laboral no es un logro exclusivo de la Revolución, sino una tendencia global. Eso es falso, pues en la mayoría de las naciones ni siquiera consideran a las mujeres para sacar el índice de desocupación, que es mucho más alto que el de los hombres.

Además, en casi todas las mujeres ganan menos que los hombres, aunque hagan el mismo trabajo, lo cual es una de las formas de discriminación, aunque no es la única. Por algo la ONU desarrolla campañas contra la violencia hacia las mujeres y las niñas, que en muchas países de América Latina llega hasta el feminicidio.

El respeto y la consideración que tienen las féminas en la Revolución cubana no existe en ningún otro lugar del orbe y mucho menos en países capitalistas, ni desarrollados ni subdesarrollados.

Cuba fue el primero de América Latina en erradicar el analfabetismo y me atrevo a asegurar que en la absoluta totalidad de la población fue el primero en el mundo, pues incluso en estados desarrollados donde existían sistemas educacionales generalizados había lugares aislados donde había analfabetismo y en muchos de ellos ha mejorado la situación con la ayuda de los especialistas cubanos.

Lo mismo ha ocurrido en América Latina, donde los que han eliminado el analfabetismo o están en vías de erradicarlo, ha sido con la ayuda de la Revolución cubana. Por lo tanto en ese aspecto ningún país se puede comparar con la isla.

En cuanto a los índices de salud existentes aquí, que son iguales o mejores en muchos aspectos que los del primer mundo, ningún otro país subdesarrollado ha logrado ni remotamente acercarse y la prueba es que la Revolución socialista cubana presta asistencia en el campo de la Salud a más de 60 países. En algunos asume casi totalmente la asistencia médica y además les prepara en las universidades cubanas el personal que en un futuro podrá asumir esa función.

Es totalmente falso que países que tenían la misma situación de Cuba antes del 59 hayan alcanzado el mismo nivel de la Isla. Para poner como ejemplo un solo indicador: la mortalidad infantil, que el pasado año fue de cuatro por cada mil nacidos vivos, hace diez años que es la más baja del continente, incluyendo a Estados Unidos y Canadá. Algo impensable sin un sistema socialista, en el que no prima la ganancia, sino el deseo de satisfacer las necesidades del pueblo.

Algunos que tratan por todos los medios de denigrar y disminuir los logros de la Revolución, argumentan que siempre ha dependido de “benefactores externos”, sin embargo esa es otra mentira. Lo que hay que decir es que esta siempre ha estado sometida a un cruel bloqueo, económico, comercial y financiero, que le imposibilita adquirir financiamiento de ningún organismo internacional, como lo hacen normalmente el resto de los países, por lo que ha tenido que depender de préstamos de otras naciones y de condiciones comerciales favorables, como tienen muchos países con Estados Unidos, con la condición de países más favorecidos en el comercio.

No es que Cuba haya dependido de “benefactores externos” y no de su propia riqueza, es que estamos hablando de un país que carece de grandes reservas de recursos naturales, lo que hace más difícil adquirir un desarrollo sostenible y peor si tiene sobre sí un férreo bloqueo que hace que todo avance sea más lento.

Pero los logros de la Revolución cubana están cada día más seguros, de eso no le quepa la menor duda a nadie. Cuba se desarrolla, aunque no tan rápido como todos quisiéramos, pero el desarrollo de la ciencia y del capital humano con que cuenta en todos los frentes es la garantía de un paso sostenible, lento pero seguro.

Sin embargo, los logros de la Revolución cubana no se limitan a la educación y la salud, como muchos quieren hacer aparecer. Los resultados en el deporte y la cultura, son avances que ni siquiera muchos países desarrollados tienen. También Cuba puede hacer gala de ser uno de los países más seguros del mundo, donde no existe la violencia que impera en el resto del mundo, donde no existe la droga, que tanto daño hace a la mayoría de los pueblos.

Podría agregar muchos detalles, pero no puedo hacer más extenso este comentario, pero lo señalado hasta aquí me permite afirmar que sí hay logros incuestionables en la Revolución cubana

Tomado de Havanatimes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s