Cerco deportivo contra #Rusia

Desde hace más de cuatro décadas la Copa del Mundo de Lucha reúne a inicios de temporada a los equipos mejor posicionados del campeonato universal del año anterior. Considerado el primer gran torneo de la campaña, estas citas miden potencialidades y garantizan rivalidad en un espectáculo donde cada conjunto busca mostrar clase y poderío. Así, la edición de este 2018 parece que seguirá esa tradición de tackles, agarres y desbalances… pero esta vez con buena dosis de adrenalina desde fuera del colchón.

Pactada para los próximos 7 y 8 de abril en el Carver-Hawkeye Arena de la ciudad estadounidense de Iowa, la versión de este 2018 llega antecedida por varias disputas extradeportivas. Algunas semanas después de que la representación de Irán —imbatible en estos torneos desde 2012— anunciara su negativa a participar, ahora otra gran potencia como Rusia también tiene cerradas las puertas del evento.

Aunque ya existían algunas escaramuzas y alertas, todo alcanzó altura la pasada semana cuando la delegación de ese país confirmó su ausencia a la cita mundial ante la imposibilidad de sus atletas de obtener visas para entrar a territorio estadounidense.

De acuerdo a Mikhail Mamiashvili, Presidente de la Federación de Lucha de Rusia, la entrevista para la obtención de los documentos estaba prevista para el 28 de marzo, pero la embajada norteamericana en Moscú se negó a realizar cualquier tipo de trámites alegando “escasez de personal consular”. Sin embargo, algunos miembros de los equipos de Azerbaiyán y Kazajistán —independientes al consulado de Estados Unidos en Rusia— tampoco podrán viajar por motivos similares.

El equipo de Rusia no podrá asistir a la Copa del Mundo

Ante tantos impedimentos, el propio Mamiashvili no escondió su indignación y acusó al gobierno estadounidense de perder completamente la conciencia con el fin de obstaculizar cualquier trámite normal y dañar la imagen de Rusia.

“¡Esto ya es demasiado! No diría que esto es una actitud prejuiciosa hacia nosotros. Simplemente no hay ninguna actitud, es demasiado. Podrían al menos mantener las apariencias. Ya es gracioso: vengarse en los atletas”, dijo vía telefónica a la agencia Ria Novosti.

Mientras tanto, el entrenador jefe del equipo ruso, Dzambolat Tedeev, compartió con la agencia local Wrestrus su asombro y explicó cómo desde la embajada norteamericana hicieron lo posible para impedir la presencia rusa en Iowa.

“Primero nos dijeron que debíamos reducir la delegación de 20 a 15 personas, pero luego nos negaron las entrevistas a todos. Es cierto que algunos muchachos tienen visa, pero la idea es asistir en una composición completa. Vamos a Iowa a ganar, y para eso no podemos llevar un equipo incompleto. Todo está preparado para que perdamos allí. Los estadounidenses organizan la Copa del Mundo y prometen crear todas las condiciones, pero nos niegan la entrevista”, aseguró.

En un comunicado divulgado este fin de semana por la Federación Estadounidense de Lucha, el comité organizador de la Copa del Mundo aseguró que “los problemas que afectan la participación del equipo de lucha de Rusia no se resolverán”. Ante esa ausencia, catalogada por la parte estadounidense como un suceso “extremadamente desafortunado”, los organizadores invitaron a Mongolia e India para completar los ocho equipos necesarios.

Hasta aquí, la realidad es que la próxima Copa del Mundo no tendrá a dos de sus conjuntos estrellas y otros dos llegarán también con grandes problemas de visado. Sin embargo, esas cuestiones levantan ronchas que corren y duran mucho más tiempo que un simple combate de lucha libre.

Reacciones más allá del colchón

La calidad del espectáculo cede ante las ausencias de dos de los grandes favoritos

Para casi nadie la ausencia de Rusia de la Copa del Mundo se debe estrictamente a un problema de documentación. Aunque desde el verano de 2017 Estados Unidos ciertamente redujo su personal diplomático en Moscú —medida exigida por el Kremlin como respuesta a las sanciones aprobadas por Washington contra el país euroasiático— para la comunidad internacional la cuestión del visado es solo otra muestra del tenso escenario político entre ambos Estados.

Según el propio Tedeev, la imposibilidad de participar en la Copa del Mundo “una vez más nos dice que ahora hay más política en el deporte que en la política misma”, mientras significa un perjuicio no solo para la lucha, sino también para los fanáticos estadounidenses. Ese razonamiento se sustenta también en la respuesta conseguida por el Senador por el Estado de Iowa, Charles E. Grassley, ante el pedido de alguna explicación formal al consulado de su país.

“Debido a la reducción de personal forzada en la misión de los Estados Unidos en Rusia por parte de la Federación de Rusia, la disponibilidad de citas para las entrevistas de visas es muy limitada en este momento. En la situación actual, la Embajada no puede proporcionar citas rápidas para eventos deportivos”, dice la misiva citada por el propio comité organizador, aunque es casi imposible no ver la ironía.

Mientras tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ya mostró su preocupación sobre lo que considera una “una discriminación directa y abierta” y una muestra de las posturas deshonestas de Estados Unidos. De acuerdo a su portavoz, Maria Zakharova, “es claramente imposible celebrar competiciones internacionales en territorio estadounidense, porque no juegan limpio”.

A pesar de una nota relevante que archivamos a principios de febrero, los estadounidenses, después de esperar hasta el último momento, solo han enviado una respuesta improvisada que una vez más da la excusa de que supuestamente no tienen personal consular”, aseguró el pasado 28 de marzo durante una conferencia de prensa.

De acuerdo a Zakharova, la decisión del consulado estadounidense es “otro ejemplo notorio de los esfuerzos para evitar que los atletas rusos participen en competiciones internacionales. Asimismo, solicitó la condena a ese comportamiento por los organismos internacionales y dijo que para ejercer presión sobre Rusia, Washington incluso ha descartado por mucho tiempo el principio del deporte como zona de paz.

Otros con fuertes opiniones al respecto son el exboxeador Nikolai Valuiev, crítico respecto a “las motivaciones políticas muy claras de este asunto”, y la leyenda del patinaje artístico, Irina Rodnina, quien pidió la ausencia total de deportistas rusos en competiciones organizadas en territorio estadounidense.

¿Solo un suceso aislado?

Maria Zakharova denunció la obligación estadounidense de garantizar el acceso de todos los clasificados al  torneo

Los problemas y las acusaciones contra el deporte ruso tomaron fuerza a finales de 2014, con la publicación de un documental donde se acusaba al gobierno ruso de participar en un programa de dopaje sistemático para mejorar las capacidades de sus atletas. A partir de allí, la Agencia Mundial Antidopaje recomendó a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo la suspensión de Rusia de todos los eventos internacionales, incluyendo los Juegos Olímpicos de 2016.

Más tarde, el Comité Olímpico Internacional suspendió a Rusia de los Juegos Olímpicos de Invierno, aunque levantó la condena en febrero de 2018. Entre dudas, acusaciones, análisis y algunos otros positivos, la nación euroasiática siempre alegó la existencia de un complot en su contra para dañar su imagen ante el mundo y defendió la inexistencia de un programa estatal de dopaje. Con ese trasfondo, los últimos cuatro años han sido de una batalla por demostrar limpieza y eliminar cualquier duda sobre la calidad de sus deportistas.

Ahora, junto a otras acusaciones sobre la participación rusa en el envenenamiento del exespía Sergei Skripal en una ciudad británica, otra vez el deporte se convierte en un buen terreno para ejercer presión. En medio de fuertes tensiones entre Reino Unido y Rusia, el gobierno británico anunció que los representantes oficiales y miembros de la familia real no asistirán a la Copa Mundial de Fútbol, con sede en 11 ciudades rusas el próximo verano.

Asimismo, Islandia también se sumó al boicot diplomático a la cita mundialista y anunció la cancelación de cualquier tipo de presencia oficial. De acuerdo a un reporte del diario británico The Sun, otros países como Polonia, Japón, Suecia, Dinamarca y Australia también podrían prescindir de representantes oficiales en Rusia 2018.

El Secretario de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, es uno de los principales promotores del boicot diplomático a la Copa Mundial de Fútbol

Sin embargo, el Canciller británico llevó el tema un paso más allá y comparó el próximo mundial de fútbol con los Juegos Olímpicos organizados por la Alemania nazi en 1936. “Me temo que sea absolutamente cierto, absolutamente cierta su descripción de lo que va a ocurrir en Moscú durante el Campeonato Mundial, en todos los estadios. Sí, creo que la comparación con el año 1936 es absolutamente cierta”, aseguró Boris Johnson ante los miembros del comité parlamentario para los asuntos internacionales.

Sobre el tema, Zakharova alertó sobre lo descabellado de la similitud, denunció la creciente manipulación y recordó que la ex Unión Soviética, a diferencia del gobierno británico, vetó la celebración de la olimpiada de 1936 en territorio alemán. Además, alertó sobre cómo se utiliza un suceso tan mediático como la Copa del Mundo de Fútbol para desacreditar la imagen de su país. “Todo se concentra en ese balón para impedir que ni quiera Dios logre tocar el campo de fútbol ruso”, aseguró.

En medio de ese panorama, la negativa de visas al seleccionado ruso de lucha libre para participar en el principal torneo de inicio de temporada no parece un suceso casual. Como hace más de 30 años, la batalla por el control económico, ideológico y cultural ocupa todos los espacios posibles y utiliza las estrategias más impensadas para garantizar su poder. Y en esa construcción y defensa de la hegemonía, la deslegitimación del contrario se convierte en una buena estrategia para vencer

Tomado de Cubadebate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s